Alquiler de coches Irlanda del Norte

Ahorre tiempo y dinero. Nosotros comparamos por usted las ofertas de las compañías de alquiler de coches en Irlanda del Norte.

Para poder utilizar este sitio su ordenador debe aceptar cookies.

Comparamos todos los proveedores reconocidos

Alquiler de coches Irlanda del Norte

EasyTerra Alquiler de Coches Irlanda del Norte es un sitio web independiente de comparación de precios de alquiler de coches. Nuestro sistema compara los precios de reconocidas compañías de alquiler de coches, por lo cual como cliente, usted siempre puede reservar su coche a través nuestro a una tarifa competitiva.

Información sobre Irlanda del Norte

Introducción

La verde y montañosa Irlanda del Norte es parte del Reino Unido. Su capital es Belfast. Cerca de 280.000 personas viven en esta ciudad. La historia de Irlanda del Norte es turbulenta y no concuerda con la paz y serenidad del paisaje.

Aquellos que aman las montañas, el mar y los pastos se dan un respiro en la tierra de los mitos celtas. Pasar un día en el campo, o en las calles llenas de gente de Belfast y Derry, estimularán el apetito que puede satisfacerse en uno de los pubs irlandeses. La cultura irlandesa es cálida y acogedora, mientras que la naturaleza es fresca y agreste; un cambio energético. Con una pinta de Guinness o un whisky irlandés, los visitantes pueden sumergirse en el bullicio del pub, mientras escuchan música folk tradicional.

Historia

Siendo Irlanda del Norte una región autónoma dentro del Reino Unido, su historia no es muy antigua. En 1922 la isla entera se independizó. Sin embargo, Irlanda del Norte se separó del resto y desde entonces permaneció como una sociedad dividida.

Se sabe muy poco sobre la Irlanda prehistórica. Durante la Edad de Hielo el país estaba cubierto por una vasta capa de nieve y de hielo, debido a lo cual todas las huellas del pasado fueron borradas.

La primera evidencia de la presencia humana en Irlanda data de alrededor del 8000 a. C. Se encontraron asentamientos de cazadores-recolectores en lugares como el condado de Antrim. Estos asentamientos se concentraron a lo largo de la costa.

Entre el 4500 y el 2500 a. C. se comenzó a cultivar la tierra. El ganado y el grano hicieron su aparición en la isla y el número de personas comenzó a crecer.

La mayoría de los restos que se encontraron de este período son lugares megalíticos de adoración y ceremonias.

Durante el siglo XVII a. C. los habitantes de la isla fueron influenciados por los celtas. Es así como llegaron aquí las lenguas celtas, más específicamente el gaélico.

Los más antiguos escritos se retrotraen al 431 a. C. En el 400 a. C. el rey Niall "De los Nueve Rehenes" se convirtió en gobernante del país durante 27 años. Niall y sus hijos asumieron el deber de conquistar Úlster (actual Irlanda del Norte y parte de Irlanda). Úlster estaba dividida en tres reinos: Ulidia, Airgialla y Ailech. Estos estaban gobernados por los hijos de Niall.

Después de su muerte, el hijo de Niall, Lóegaire mac Néill se convirtió en rey del gran reino de Tara. Él introdujo el cristianismo. Todos los reyes de Irlanda, excepto dos, descienden del legendario rey Niall de los Nueve Rehenes. La dinastía de Uí Néill continuó desde el siglo V hasta el siglo XI d. C.

La llegada del cristianismo causó un profundo efecto en la sociedad irlandesa. En el 432 San Patricio desembarcó en la isla y trabajó arduamente durante los años posteriores para convertir a los irlandeses a la nueva religión. Así fue como Úlster se cristianizó. San Patricio es especialmente reconocido por su método de trabajo. Dejó los aspectos sociales tal como estaban y respetó las leyes siempre que no estuvieran en conflicto con los valores cristianos. Además de esto, introdujo el alfabeto romano. Lo que es cierto o no de todo esto merece que se continúe con el debate. Sin embargo, lo que es evidente es que la vieja religión de los druidas desapareció en el transcurso de los siglos siguientes.

Alrededor de esa época, en el 684 d. C., el rey inglés Ecfrith invadió Irlanda. Llegó para ayudar al rey Diarmatt Mac Murchada de Leinster a recuperar su reino. El rey Enrique II de Inglaterra temía esta situación ya que debido a esto, un estado normando emergería en Irlanda y se dirigió apresuradamente a Irlanda en 1171. Le entregó los territorios irlandeses a su hijo. Finalmente, su hijo John se convirtió en rey de Inglaterra. Así fue como Irlanda pasó a ser parte del reino inglés. Durante siglos estalló la guerra entre ingleses y normandos.

Cuando en 1348 se desató la peste negra, los ingleses y normandos fueron más devastados que los irlandeses quienes vivían más diseminados por el país y principalmente en zonas rurales. Después de que la enfermedad desapareciera, la lengua irlandesa gaélica y las tradiciones de los nativos revivieron. Hacia el siglo XV los ingleses habían desaparecido por completo.

En 1536 Enrique VIII decidió reconquistar Irlanda. Llevó siglos hasta que el rey inglés gobernó sobre la isla entera. Durante el reinado de Elizabeth y James I, los ingleses controlaron completamente Irlanda. El gobierno fue descentralizado y los reyes nativos perdieron su poder. El catolicismo, que los ingleses querían reemplazar por el protestantismo, se tornó persistente.

El siglo XVII se caracterizó por dos guerras civiles. Las consecuencias fueron considerables. Muchos perdieron sus vidas y a menudo, los dueños de tierras que eran católicos fueron forzados a entregar sus propiedades a los anglicanos y convertirse a esta religión. Sin embargo, algunos permanecieron intactos, como el conde de Antrim. Hasta hoy sus descendientes son dueños de las tierras.

En 1649 Oliver Cromwell restauró el poder de Inglaterra sobre Irlanda. En 1688 el protestante William de Orange invadió Inglaterra en nombre de su esposa María Estuardo. Él recibió apoyo del protestantismo de Úlster, mientras el rey en ese momento Jacobo II fue respaldado por el parlamento irlandés. William de Orange enfrentó al ejército de Jacobo II en la Batalla de Boyne en 1690 y en la captura de Limerick en 1691. Nuevamente, Irlanda quedó bajo el gobierno inglés. Esta guerra nunca ha terminado del todo y desde entonces ha generado la división del país.

Durante el siglo XIX hubo una demanda de gobierno propio. Sin embargo, la petición fue denegada dos veces en la Casa de los Lores en Londres. Cuando Charles Stewart Parnell, el líder del movimiento por la autonomía murió, la perspectiva de un parlamento irlandés murió con él. Como reacción ante esto, el nacionalismo se reavivó entre la población. Así fue como emergieron movimientos radicales entre los políticos irlandeses. Es así como se fundó Sinn Féin.

Finalmente, en 1912 se decidió que Irlanda podía tener derecho a su propio gobierno. En el condado de Úlster esto llevó a una gran resistencia. Mientras tanto se desató la Primera Guerra Mundial y el gobierno propio, al igual que las protestas en contra, fueron pospuestas. No todos estuvieron de acuerdo con esto. En 1916, el Domingo de Pascua, dos partidos irlandeses declararon la República de Irlanda en Dublín. La revuelta falló, pero tuvo importantes consecuencias.

En Úlster se intensificó la resistencia contra la república independiente. En las elecciones de 1918 el Sinn Féin consiguió tres cuartas partes de los votos y formó su propio parlamento en Dublín. Lo que siguió fue la Guerra por la Independencia de Irlanda donde los irlandeses atacaron objetivos británicos y los británicos tomaron represalias.

En 1920 los británicos aceptaron la nueva ley según la cual el sur de Irlanda ganó un estatus similar al de Canadá y Australia, mientras que Irlanda del Norte logró su gobierno propio y mantuvo lazos estrechos con Londres. Sin embargo, para ambas partes la nueva ley no fue admisible. Esto llevó a una batalla por la independencia.

En 1921 el sur de Irlanda se convirtió en un estado libre. Esto significó que Irlanda del Norte se convirtiera en un estado protestante. Desde 1921 hasta 1971 Irlanda del Norte fue gobernada por el Partido Unionista del Úlster en Belfast. De ahí en adelante, la minoría católica fue discriminada. La paz nunca volvió a establecerse completamente en Irlanda del Norte.

En 1970 las tensiones llevaron a los hechos que quedarían en la historia como Domingo Sangriento y Viernes Sangriento. Los inicios de los años 70 se conocieron como "los Problemas". En 1972 el parlamento de Irlanda del Norte fue destituido. Para algunos los Problemas no terminaron hasta finales de 1998, cuando se firmó el Acuerdo de Viernes Santo. Este acuerdo da el poder tanto a los unionistas como a los nacionalistas sobre Irlanda del Norte. Desde 2002 ambas partes han cancelado su confianza en el otro respectivamente.

El IRA (The Provisional Republican Army) lucha por el fin del presente estatus de Irlanda del Norte respecto del Reino Unido desde 1969. El objetivo final del IRA es fundar una república socialista que proteja a ambas partes de la isla. En el 2005 el IRA anunció que continuaría su batalla solo en la esfera política y que abandonaría la lucha armada.

Sociedad y Cultura

Irlanda del Norte tiene aproximadamente 1.75 millones de habitantes. Un tercio vive en la capital. La mayoría de los irlandeses vive en el campo. A parte de Belfast, Londonderry o Derry, Newry y Lisburn son grandes ciudades de Irlanda del Norte.

El turbulento pasado bélico es aún visible y perceptible en Irlanda del Norte. A pesar de esto, los irlandeses han tratado de retomar el hilo de su vida, lo que se puede apreciar en ciudades como Belfast y Derry. Actualmente la capital es una ciudad animada, llena de oportunidades para una entretenida vida nocturna.

Aquellos que visitan Irlanda del Norte van a terminar seguramente en algún pub acogedor. La atmósfera es agradable y las bebidas saben bien. En general las comidas en los pubs son muy sabrosas.

Los irlandeses hablan inglés, inglés del Úlster e irlandés gaélico. Esta última lengua es de origen celta y solo es hablada por unos pocos.

Las abadías, las casas antiguas y los jardines son sitios muy visitados en Irlanda del Norte. La Calzada del Gigante también es un fenómeno natural que atrae a muchos visitantes. La Calzada del Gigante está sobre la costa norte. Está formada por bloques geométricos de basalto formados naturalmente.

La naturaleza irlandesa es espectacular. Los excursionistas pueden estirar sus piernas hasta contentar a su corazón en los Parques Nacionales.

Situación política

Junto con Inglaterra, Escocia y Gales, Irlanda del Norte forma el Reino Unido. Como el país no es un estado independiente, no tiene participación en las relaciones internacionales. Sin embargo, Irlanda del Norte tiene sus propias leyes, sus propios billetes de banco y una administración nacional. El jefe de estado es la Reina Elizabeth II. Desde 2010 David Cameron es el primer ministro del Reino Unido e Irlanda del Norte.

El país está dividido en seis distritos. Estos son llamados "condados". Los nombres de los condados son: Antrim, Armagh, Down, Fermanagh, Londonderry y Tyrone. Estos ya no tienen un rol administrativo.

Economía

Desde la antigüedad la economía de Irlanda del Norte se basa en la industria. Se ha concentrado principalmente en la fabricación de embarcaciones, textiles y de cuerdas. La industria pesada ha sido reemplazada por el sector público. El turismo juega un rol importante en la economía local.

La moneda en Irlanda del Norte es la libra esterlina, mejor conocida como la libra británica.

Geografía y Clima

Irlanda del Norte está en el noreste de Irlanda. El país cubre una superficie de 14.139 kilómetros cuadrados que comprenden una sexta parte de la isla.

Irlanda del Norte limita con 4 mares diferentes: el Océano Atlántico, el Mar Irlandés, la Bahía Donegal y el Canal del Norte. El Lago Neagh es el lago más grande de las islas británicas y está a 30 kilómetros de Belfast. La longitud del Lago Neagh es aproximadamente 30 kilómetros y su ancho es de alrededor de 15 kilómetros.

El país es montañoso y tiene varias cadenas montañosas. La parte más alta de Irlanda del Norte se ubica en los montes Sperrin. Sus laderas pueden encontrarse en el centro del país y son conocidas por ser excepcionalmente hermosas. En el este de Irlanda del Norte, en el condado de Down, se hallan las montañas de granito de Mourne. El pico más alto tiene 848 metros y lleva el nombre de "Slieve Donard". A parte de estas montañas también está la Meseta de Antrim.

Uno de los sitios de Irlanda del Norte es la Calzada del Gigante. Sobre la costa norte hay bloques geométricos de basalto perfectamente moldeados. Estos fueron formados en algún momento por una erupción volcánica y ahora han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Los ríos Bann, Foyle y Blackwater fluyen a través de la tierra y la hacen excepcionalmente fértil. En los siglos XVI y XVII una gran parte de los bosques irlandeses fueron talados y reemplazados por pastos extensivos.

El clima de Irlanda del Norte es muy impredecible. El país tiene un clima marítimo templado. Una cálida corriente del Golfo fluye a lo largo de la costa, pero las temperaturas nunca son muy altas. Irlanda del Norte es un país húmedo. A menudo las nubes cubren las ciudades y pastos.

Tráfico e Infraestructura

La mejor manera de apreciar Irlanda del Norte es en coche. En Irlanda, como en el resto de Gran Bretaña los coches circulan por el lado izquierdo. Las carreteras están en buen estado y llevan por las montañas y a través del campo.

En Irlanda del Norte no es muy fácil viajar en transporte público. Los autobuses al igual que los trenes dejan mucho que desear. Hay muchos huecos considerables en la red ferroviaria. La National Irish Rail (NIR) se ocupa del mantenimiento de la red de trenes.

El único Aeropuerto Internacional de Irlanda del Norte está cerca de Belfast. Además de este aeropuerto, la ciudad tiene otro Aeropuerto de la Ciudad, que fundamentalmente ofrece vuelos al resto de Irlanda y Gran Bretaña. El Aeropuerto de Derry y el Aeropuerto de Londonderry no tienen vuelos a destinos fuera del país.

Comida y Bebida

La cocina irlandesa no difiere mucho de la de sus vecinos ingleses. Sin embargo hay algunos platos y bebidas específicamente irlandeses.

El conocido desayuno típico es el "Úlster fry". Es muy similar al típico desayuno inglés. El desayuno Úlster fry es pesado. Los ingredientes son tocino, salchichas, huevos y pudín blanco. Se acompaña con pan.

Irlanda del Norte es parte de una isla. Por lo tanto se recomienda el pescado. Para aquellos que aman el pescado, el pan integral con salmón ahumado es un almuerzo delicioso.

El estofado irlandés es un plato popular tanto entre la población irlandesa como entre los turistas. Los estofados están en los menús de todos los pubs y aseguran un estómago lleno.

La bebida más famosa en Irlanda del Norte es el whisky. Marcas muy conocidas son Jameson y Bushmills.

Guinness es la cerveza más famosa. Desde 1759 se fabrica en Dublín lo que oficialmente no la hace de Irlanda del Norte.

Zona horaria

El horario de Irlanda del Norte es GMT/UTC +0. En verano el reloj se adelanta una hora. Por lo tanto, la hora local en verano es GMT/UTC +1.

Alojamiento

Se puede pasar la noche tanto en albergues, apartamentos, Bed & Breakfasts y en posadas ya sea en el campo como en las ciudades.

Belfast también tiene muchos albergues. En Londonderry el viajero con bajo presupuesto también puede encontrar un lugar donde dormir en algún albergue.

Irlanda del Norte tiene una naturaleza maravillosa. Aquellos que quieren despertar entre las verdes montañas pueden dormir en algún camping. En general, estos están bien mantenidos y se ubican en zonas tranquilas.

Enlaces externos

Para más información sobre Irlanda del Norte, se recomienda Google y los siguientes enlaces: