Alquiler de coches Polonia

Ahorre tiempo y dinero. Nosotros comparamos por usted las ofertas de las compañías de alquiler de coches en Polonia.

Para poder utilizar este sitio su ordenador debe aceptar cookies.

Comparamos todos los proveedores reconocidos

Alquiler de coches Polonia

EasyTerra Alquiler de Coches Polonia es un sitio web independiente de comparación de precios de alquiler de coches. Nuestro sistema compara los precios de reconocidas compañías de alquiler de coches, por lo cual como cliente, usted siempre puede reservar su coche a través nuestro a una tarifa competitiva.

Opiniones recientes

Calificación media: 9.6 de 10 Número de opiniones de clientes: 5
Thrifty Aeropuerto de Katowice
“Cracovia”

“"Alquilé un automóvil en Cracovia en febrero. Todo salió muy bien. El idioma que se usa para comunicarse es un punto importante. La comunicación es en inglés, pero los acuerdos se realizan rápidamente de manera que no siempre está seguro de lo que ha acordado. Tomar un poco más de tiempo podría generar una sensación de confianza. De este modo no siente que debe verificar todo después de la llamada. Esto es reconfortante y ofrece un enfoque personalizado."”

19-03-2015 08:40
Thrifty Aeropuerto de Katowice
“¡Excelente para alquilar un automóvil!”

“Hemos usado los servicios de EasyTerra en varios países para fines personales en muchas oportunidades. Esta vez, los usamos profesionalmente y nuevamente tuvimos una excelente experiencia. La flota de automóviles siempre se mantiene bien y el personal que trabaja localmente es excelente.”

08-01-2015 09:36
Thrifty Aeropuerto de Varsovia
“Organización profesional”

“He alquilado un automóvil con EasyTerra varias veces. Nunca he tenido problemas.”

07-01-2015 21:14

Información sobre Polonia

Introducción

La república de Polonia se encuentra en el centro de Europa. Este antiguo país comunista tiene una rica historia, ciudades alegres y ofrece una naturaleza maravillosa. Los viajeros encontrarán la modernidad en su capital Varsovia e historia en la sureña Cracovia. Cracovia también es la capital de la región del sur y lleva el nombre de "Malopolska": Pequeña Polonia. En las fronteras con Eslovaquia y Ucrania, se encuentran los agrestes picos y valles de los Montes Tatra. El pico más alto es el monte Rysy con 2499 metros. La virgen línea costera del norte alberga el puerto marítimo de Gdansk. A lo largo de la playa hay muchos complejos turísticos, mientras que adentrándose en el interior se encuentran lagos y tupidos bosques, con pueblos y castillos medievales por aquí y allá. Una de las regiones más magníficas de Polonia está al nordeste. En Mazuria hay más de 2000 lagos conectados por canales y ríos y rodeados de montañas y bosques.

Historia

En la era neolítica, cerca del 2000 a. C., celtas, baltos, hunos y varias tribus germánicas migraron a la región que actualmente se conoce como Polonia. En los comienzos de la Edad Media los eslavos occidentales llegaron a las planicies que se encuentran entre los ríos Odra y Wisla. Este pueblo fue llamado "polans": pueblo de la llanura.

En el 966 d. C. el duque Mieszko I se convirtió al cristianismo. Así fue como se le reconoció en Roma como Señor de Polonia. Desde el año 1000 la iglesia extendió su fe en Polonia. El hijo de Mieszko, Boleslao el Bravo, se convirtió en el primer rey de Polonia. Él convirtió a Poznán en su capital. Cuando en el 1038 comenzó un período de conflictos y conquistas por parte de los Caballeros Teutónicos y Tártaros, la sede real se mudó a Cracovia. En el siglo XIII esta ciudad fue arrasada por los saqueos tártaros.

En el 1333 el imperio se recuperó bajo el gobierno de Kazimierz III Wielki (i.e. el Grande). Durante esta época, Polonia floreció. Sin embargo, el rey solo tuvo descendencia femenina y la dinastía terminó con quien la comenzó en el 1370. Un matrimonio entre la sobrina de Kazimierz y el Gran Duque de  Lituania creó un poderoso reino que se extendió desde el Mar Báltico al Mar Negro. En 1569 Polonia y Lituania se convirtieron oficialmente en un mismo estado. Ambas partes permanecieron unidas hasta bien entrado el siglo XVIII.

El Renacimiento del siglo XVI trajo nuevos impulsos en el arte y la ciencia. El polaco Mikolaj Kopernik, quien se hizo conocido como Nicolás Copérnico, se concentró en desarrollar una nueva teoría heliocéntrica del sistema solar.

El siglo XVI también trajo el fin de la dinastía Jagiellonian. De ahí en adelante el rey fue elegido por el parlamento. Muchos de los reyes subsiguientes fueron extranjeros, debido a que la aristocracia gobernante sostenía la idea de que a los reyes extranjeros podían mantenerlos bajo su poder. A finales de este siglo uno de los sucesores mudó la capital a Varsovia.

Durante el siglo XVII, suecos, rusos, prusianos y austríacos compitieron entre ellos por el territorio polaco. A pesar de la división del país en tres partes,  los sentimientos nacionalistas revivieron desde finales del siglo XVIII hasta mediados del siglo XIX. El período romántico de esa época hizo florecer el arte tradicional. Como una reacción hacia esto, se desataron revueltas para expulsar a los ocupantes.

En 1919 se firmó el Tratado de Versalles, el cual reconoció a Polonia como un estado soberano. Sin embargo, esto no trajo paz a Polonia. El ejército polaco hizo lo posible para reconquistar antiguas posesiones a los rusos. Esto culminó con un compromiso en el cual Polonia devolvía las ciudades de Lviv y Vilnius. No mucho después, en 1939, la Alemania Nazi invadió la ciudad polaca de Gdansk lo cual marcó el comienzo de la Segunda Guerra Mundial. Los polacos sufrieron grandes penurias. Una quinta parte de la población polaca murió durante esta guerra. El campo de exterminio cerca de la ciudad polaca de Auschwitz aún nos recuerda el millón y medio de judíos, gitanos y otros pueblos que murieron allí.

Después de la Segunda Guerra Mundial, Polonia quedó bajo el dominio soviético. Los polacos nunca aceptaron este destino. A fines de los años 80 del siglo XX, el presidente ruso Mikhail Gorbachev, dio su permiso para buscar nuevas opciones para el pueblo polaco. Como resultado hubo nuevas elecciones en 1989 en las cuales los comunistas no ganaron ni un solo escaño y tuvieron que retirarse. Esta fue la primera pieza de dominó en caer, después de lo cual el resto de los regímenes comunistas colapsaron en Europa. En 1999 Polonia se unió a la OTAN. Desde mayo de 2004 el país es miembro de la Unión Europea.

Sociedad y Cultura

Durante siglos, Polonia fue un país mixto con una gran variedad de pueblos. Judíos, alemanes y ucranianos consideraron a Polonia como su hogar. La Segunda Guerra Mundial cambió todo y la población polaca de hoy en día está formada por polacos. Más de la mitad de los 39 millones de habitantes viven en las ciudades. Varsovia, en el este, no solo es la capital de Polonia, sino la ciudad más grande del país. Otras ciudades importantes son por ejemplo, Lódz, Cracovia y Poznán. La vida en una ciudad polaca es comparable a la vida en muchas ciudades occidentales. Sin embargo, en las zonas rurales, aún son importantes lo roles tradicionales. Aquí es donde persisten los fuertes lazos familiares.

La población polaca es muy activa en la esfera religiosa. Después de la caída del comunismo las iglesias estuvieron nuevamente repletas. Más del 80% de los polacos son católicos romanos. El Papa Juan Pablo II, quien murió en el 2007, comenzó su vida como el polaco Karol Woytila. Muchos polacos están muy orgullosos de su compatriota. Por otro lado, la popularidad de la iglesia en Polonia difuminó la separación entre iglesia y estado. Hay tanta influencia sobre los partidos políticos y la sociedad, que muchos polacos reaccionan contra la institución religiosa.

Situación política

Durante cuatro décadas el comunismo mantuvo a Polonia bajo su dominio. En 1990 el partido comunista fue disuelto y el primer presidente democrático electo fue Lech Walesa. Los primeros 10 años después de la caída del comunismo se caracterizaron por la inestabilidad y estuvieron marcados por crisis políticas. Sin embargo, durante estas épocas problemáticas en Polonia se desarrolló el funcionamiento de una buena economía de mercado y una democracia estable. En 1990 la economía del país se descentralizó. Los gobiernos locales ganaron más poder. Desde un punto de vista administrativo, Polonia es un país formado por 16 provincias. En 1999 la concreción de una democracia y una economía de mercado llevaron a Polonia a ser miembro de la OTAN.

Actualmente el presidente polaco es elegido directamente por el pueblo por un período de cinco años. El presidente designa al primer ministro. El parlamento polaco está conformado por las Casa de los Comunes (Sejm) con 460 diputados y la Casa de los Lores (Senat) con 100 senadores. El presidente de Polonia es relativamente poderoso. Él o ella pueden destituir al parlamento y convocar nuevas elecciones. Además, el presidente tiene el derecho a veto.

Economía

Su pasado comunista ha dejado a Polonia con una sustancial cantidad de deudas. Después de la era comunista el país se desarrolló gradualmente desde una sociedad principalmente agrícola a un país industrializado. Desde la segunda mitad del último siglo en adelante, la economía ha crecido de forma constante. La industria del carbón y el acero permanecen bajo control del estado. El país es rico en minerales como el carbón y lignito, pero muchas minas polacas ya no son rentables, por lo que han sido cerradas. Al mismo tiempo, Polonia rápidamente (mucho más rápido que cualquiera de los antiguos países del Bloque del Este) desarrolló una libre economía de mercado en los años noventa del siglo XX.

Más del 60% de los polacos trabajan en el sector privado. En las zonas urbanas el índice de desempleo tiende a ser muy bajo. Sin embargo en las zonas rurales una cuarta parte de la población está desocupada. El sector agrícola polaco produce fundamentalmente granos, patatas y remolacha azucarera. Las áreas industriales están situadas principalmente en el sur. Lódz, Varsovia y Poznán son las ciudades industriales más importantes. En los últimos veinte años el sector turístico también ha ido creciendo.

Geografía y Clima

Polonia cubre una superficie de 312.000 kilómetros cuadrados. El país limita con el Mar Báltico al norte y está rodeado por seis países de Europa del Este y Alemania. Polonia está rodeada por Lituania, Bielorrusia y Ucrania, Eslovaquia y la República Checa. A lo largo de la costa hay dunas y lagos. En el nordeste del país el número de lagos alcanza su máximo. El Distrito del Lago Mazurian es conocido como la "Tierra de los Mil Lagos". Estos se originaron en el período posterior a la edad de hielo y son solo superados en cantidad por los lagos similares de Finlandia. En la zona este del país, sobre la frontera con Bielorrusia, hay otra hermosa región. En el Parque Nacional Bialowieza se puede caminar a través del único bosque virgen que queda en Europa. Este es un bosque de tierras bajas, en el cual lobos, linces y castores viven bajo robles y arces de un siglo de antigüedad.

Desde las tierras bajas en el este se llega al sur donde aparecen dos cadenas montañosas: los Montes Sudetes y los Cárpatos. Los picos más altos de los montes Tatra son parte de los Cárpatos que llegan hasta Eslovaquia. Entre el mar en el norte y las montañas en el sur hay un extenso paisaje a través del cual serpentean varios ríos. Los dos ríos más grandes son el Wisla y el Oder.

Un clima continental templado es influenciado desde el norte por un clima marítimo. Esta combinación hace que el clima sea bastante impredecible con posibles nevadas en las montañas hasta abril o mediados de mayo; pero también agradables primaveras y otoños suaves. Los veranos generalmente son soleados y muy calurosos en el interior, a pesar de que también pueden ser sumamente lluviosos en junio. Noviembre y diciembre tienen muchos días grises y deprimentes con mucha lluvia y niebla. Durante los severos inviernos, Polonia está cubierta por gruesas capas de nieve y los ríos se congelan.

Tráfico e Infraestructura

Las carreteras en Polonia están en condiciones razonables. La red de carreteras se considera que es uno de los obstáculos para el desarrollo económico del país. Sin embargo se hacen muchas inversiones para extender la red. La velocidad máxima es 130 km/h en autopistas. En las carreteras con dos o cuatro carriles se puede conducir a 110 km/h, y a 90 km/h en las del interior. En las zonas urbanas los conductores deben limitar su velocidad a 60 km/h. Estas áreas están indicadas por señales con fondo blanco.

Una extensa red ferroviaria conecta las ciudades polacas entre sí y con los países vecinos. Ciudades como Gdansk, Cracovia y Varsovia, tienen conexiones directas con Berlín. Los trenes internacionales desde y hacia Polonia son conocidos por el riesgo de robos. Casi todos los trenes tienen asientos de primera y segunda clase. Las estaciones principales son llamadas gnówny.

También se pueden tomar autobuses a través de Polonia. Hay tanto autobuses locales como internacionales que circulan hacia y desde Polonia. En general, la forma más conveniente de viajar en transporte público en Polonia es por tren. Sin embargo, en las ciudades el transporte en autobús es muy confortable.

Hay doce aeropuertos de aviación civil en Polonia. El Aeropuerto de Varsovia, el Aeropuerto de Cracovia Balice y el Aeropuerto de Gdansk son los únicos tres donde se pueden tomar vuelos hacia o desde Polonia.

Aquellos que quieran viajar a Suecia también pueden tomar un ferry desde Gdansk.

Comida y Bebida

La comida más importante del día se come entre las 2 y las 5 de la tarde. A menudo este plato es precedido por una sopa. La cocina polaca es una mezcla de influencias: de la cultura judía, tanto como de la ucraniana y rusa, también la alemana y la húngara han dejado su rastro.

Patatas y carne — principalmente de cerdo — son ingredientes muy usados. Un plato típico polaco es bigos, que consiste principalmente en chucrut con una combinación de varios tipos de carne. Además de esto el pierogi y barszcz son muy populares. El primero es una especie de pasta rellena con queso, carne picada u hongos. El segundo plato es una variante polaca del borscht ruso: la famosa sopa de remolacha.

Además de la comida polaca también está el wódka, la bebida nacional. Está disponible en varios tipos y sabores. Otras bebidas típicas polacas son krupnik, sliwowica y winiak.

Zona horaria

La zona horaria en Polonia es GMT/UTC+ 1. A fines de marzo el reloj se adelanta una hora. A fines de setiembre se atrasa nuevamente.

Alojamiento

En general, las ciudades polacas ofrecen una amplia gama de hoteles. Los viajeros pueden pasar la noche tanto en ambientes modernos, nuevos y lujosos como también en hoteles antiguos, acogedores y modestos. Los precios varían según la época del año (temporada alta o baja). Es prudente comprobar el estado de la habitación de antemano, ya que la recepción del hotel puede contrastar marcadamente con los cuartos.

En Polonia hay muchos albergues. Durante la temporada alta hay más albergues abiertos que fuera de temporada. A menudo, los albergues que continuamente ofrecen alojamiento tienen más servicios, como por ejemplo cocinas y comedores. Muchos albergues son accesibles para todas las edades.

La mayoría de los campings no sólo tienen sitios para tiendas y autocaravanas, sino que también disponen de pequeñas cabañas donde pasar la noche. Generalmente los campamentos están abiertos al público entre mayo y setiembre

Los turistas que hagan excursiones en las montañas pueden descansar en una de las cabañas. Su diseño es simple pero el ambiente es amigable y cálido. A menudo se sirven comidas calientes. En las áreas alejadas, a todos los excursionistas se les ofrecerá sitio. Esto puede dar lugar a cabañas llenas de gente. En principio, todas las cabañas están abiertas continuamente. Hay información disponible en la Polish Tourist Association (PTTK).

Tanto en las ciudades como en el campo, algunos particulares a veces ofrecen habitaciones. En la ciudad, muchas veces los turistas son guiados en las calles por propietarios. Fuera de la ciudad las casas tienen placas que dicen pakoje " habitación" o noclegi "posada".

Enlaces externos

Para más información sobre Polonia se recomienda Google y los siguientes enlaces: