Número gratuito:
900 83 93 99
Autohuur Tsjechië Car rental Czech Republic Mietwagen Tschechische Republik Autohuur Tsjechië Biluthyrning Tjeckien Location de voitures République tchèque Alquiler de coches República Checa Autonoleggio Repubblica Ceca Billeje Tjekkiet Bilutleie Tsjekkia Autovuokraamo Tšekin tasavalta Aluguer de carros República Checa Wypożyczalnia samochodów Czechy Autovermietung Tschechische Republik Mietauto Tschechische Republik
Alquiler de coches de República Checa

Alquiler de coches de República Checa

Página de Inicio

EasyTerra Alquiler de Coches República Checa es una empresa independiente. Nuestro sistema compara las tarifas de conocidas empresas de alquiler de coches, garantizando así que pueda reservar el coche de alquiler más barato en cualquiera de las ubicaciones seleccionadas.

¿Dónde desea alquilar un coche?

¿Desea devolverlo en otro lugar?

¿Dónde desea devolver el coche alquilado?

Fecha de entrega
a
Fecha de devolución
a
 
Buscar

Reseñas recientes

Puntuación promedio: 10.0 de 10
Cantidad de reseñas de los clientes: 3
Budget Aeropuerto de Praga-Ruzyne

"EasyTerra.. He realizado muchas reservas. Siempre fue satisfactorio. El sitio web es fácil e intuitivo. Los acuerdos para el retiro y la devolución también son excelentes."


2016-03-19 11:35
Budget Aeropuerto de Praga-Ruzyne

"Hasta el momento, EasyTerra ha sido 100% confiable.. "Cada vez que deseo alquilar un automóvil, lo hago con EasyTerra. Hasta el momento, nunca me decepcionó y siempre fue 100% confiable. ¿Por qué correr el riesgo de ir con un competidor/colega? No, puedo recomendar completamente EasyTerra a todos.""


2016-03-10 15:27
Budget Aeropuerto de Praga-Ruzyne

"Plataforma perfecta, clara y transparente. "Todas las reservas que he hecho hasta el momento han sido sin problemas. Todos los documentos están completos y los recibí por correo electrónico. Sería incluso más fácil si pudieran crear una aplicación para que no sea necesario imprimir los documentos.""


2016-03-10 13:37
Compañías reconocidas. ¡Compare y ahorre!

"Lo único que quiero es una web que sea capaz de comparar todas las empresas de alquiler de coches y EasyTerra hace exactamente eso.!"

Sofia Cortez
Sevilla, España

Ciudades de República Checa

EasyTerra Alquiler de Coches República Checa compara las tarifas de las empresas de alquiler de coches de las siguientes ciudades:

Información sobre República Checa

Alquiler de vehículos República Checa
Alquiler de vehículos República Checa

Introducción

La República Checa es un hermoso país donde ir de vacaciones con una impresionante naturaleza. El paisaje se caracteriza por extensos bosques y cerros verdes, diversificados con altas montañas. Aquí se puede disfrutar de bonitos paseos en bicicleta y rutas de senderismo. También es posible descansar en un sitio tranquilo y acampar cerca del agua. Las ciudades en República Checa tienen extraordinarios monumentos históricos como iglesias, palacios, castillos y fortalezas. En la capital Praga hay muchas cosas para ver y hacer. Numerosos museos, teatros, tiendas, galerías y monumentos. La República Checa es sorprendentemente moderna y sobre todo, barata. En pocas palabras: un destino vacacional atractivo para jóvenes y ancianos.

Historia

La actual República Checa estaba conformada por tres regiones: Bohemia, Moravia y Silesia. Hasta el siglo I a. C. estas regiones estaban ocupadas por el pueblo celta. En el siglo VI d. C., los eslavos vinieron desde el este y el norte, entraron en el país y se asentaron a lo largo del río Moldava (“Vltava”). Alrededor del año 830 el rey Mojmír I estableció el Gran Estado Moravo, al cual pertenece a la actual República Checa y Eslovaquia. Una gran parte de la población se convirtió al cristianismo.

En el siglo X d. C. fue atacado por los húngaros. Después, fue dividido en varios países: Hungría, Bohemia, Polonia y el Sacro Imperio Romano. La dinastía de los Premyslids asumió el poder sobre los checos en Bohemia y Moravia. Poco después Moravia y Silesia se incluyeron bajo la corona. En aquel tiempo Bohemia, junto a la capital Praga, formaban el centro político y cultural del Sacro Imperio Romano.

En el siguiente período, el país cayó en crisis. Bajo la presidencia de John Hus la población resistió la gran influencia germana. En 1419 se iniciaron las Guerras Husitas donde los alemanes fueron expulsados. El pueblo también quería mayor libertad religiosa. La revolución duró hasta 1438. Desde 1526 Bohemia cayó bajo el régimen de los Habsburgo. El emperador Ferdinand I fortaleció a la iglesia católica. Cuando Rudolf II se convirtió en emperador (en 1575), devino un nuevo período de crecimiento para Praga. El sucesor de Rudolf II, de nombre Ferdinand II, no toleró a los protestantes y por lo tanto se rebelaron. En el 1618 se desató la Guerra de los Treinta Años, que causó mucho daño y el estado de Bohemia se deterioró. A finales del siglo XVII la economía del país se recuperó.

El siglo XIX se caracterizó por el crecimiento del sentimiento nacional en la población checa. Lograron más libertad religiosa y se permitió la lengua checa en las escuelas. Gradualmente empezó a haber más interés por la cultura, historia e idioma checo. En 1861 el checo se convirtió en la segunda lengua oficial en Bohemia. Los checos lucharon por su autonomía, mientras los alemanes quisieron gobernar el estado Habsburgo. En 1918 los checos consiguieron lo que tanto esperaban: una República Checa independiente. Masaryk fue el primer presidente. La república se formó con varias nacionalidades, a saber, checos, germanos, eslovacos, húngaros y rutenos.

Durante la Segunda Guerra Mundial la independencia de Checoslovaquia llegó a su fin. Alemania ocupó los Sudetes, Bohemia y Moravia. Después de la Segunda Guerra Mundial el estado recuperó su independencia. En 1948 los comunistas protagonizaron un golpe de estado por el cual Checoslovaquia se transformó en una república del pueblo. En 1968 el reformista Alexander Dubek se transformó en líder del partido comunista. Bajo su régimen comenzó un período de liberalización. Sin embargo, la incipiente democracia no fue apreciada por los países vecinos. Las tropas del Pacto de Varsovia ocuparon la república y restablecieron el comunismo tradicional. Desde ese momento se llevaron a cabo muchas manifestaciones. El pueblo quería más derechos y más libertad.

En 1989 comenzó la Revolución de Terciopelo donde millones de ciudadanos fueron a la huelga. Finalmente, la revolución tuvo lugar sin violencia (de ahí viene el nombre). Al final, el régimen comunista fue derrocado. Havel fue elegido como nuevo presidente del parlamento. La relación entre los eslovacos y los checos empeoró. Los eslovacos se sentían inferiores. Después de que el parlamento eslovaco declarara la soberanía en 1992, la República Checa y Eslovaquia continuaron como dos estados separados desde 1993. Havel se convirtió en presidente de la República Checa. La democratización continuó y ese mismo año la República Checa se convirtió en miembro de las Naciones Unidas. El país se aproximó a occidente. En el 2004 la República Checa se unió a la UE. En el 2003 el Primer Ministro del país, Václav Klaus, sucedió a Havel como presidente.

Sociedad y cultura

La República Checa tiene más de 10 millones de habitantes, de los cuales el 81% es checo y aproximadamente el 13% es moravo. Generalmente los moravos también son considerados parte de la población checa. Además, cientos de nacionalidades conviven en la República Checa, como eslovacos, alemanes, húngaros y polacos. Los gitanos conforman un pequeño porcentaje de la población. A pesar de que desde los años 90 el porcentaje de la población ha ido decayendo, el número de habitantes está incrementándose. Esto se debe a que son más las personas que van a vivir a República Checa que los habitantes que están dejando el país.

La mayoría de los creyentes en la República Checa son católicos (cerca del 40%). Aproximadamente 400.000 habitantes son miembros de la Iglesia Husita. Un porcentaje menor de la población es protestante. Además el país tiene judíos, budistas y musulmanes. Una gran parte de la población es atea. Pocas personas van habitualmente a la iglesia.

La gran mayoría de la población habla checo (97%). Como el idioma polaco y eslovaco, el checo es una lengua eslava occidental. Es uno de los idiomas más antiguos de Europa y es hablado por aproximadamente 12 millones de personas. Además muchos checos también hablan alemán e inglés.

La República Checa es conocida por su gran cantidad de monumentos históricos. El país tiene más de 2700 palacios y castillos. También hay hermosas catedrales góticas. En diferentes ciudades hay importantes edificios culturales. Es así como ciertas ciudades como Telc, Cesky Krumlov, Kutna Hora y Praga han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Por todas partes se pueden encontrar museos y teatros. Desde que la República Checa es un país católico, se festejan muchas celebraciones cristianas. Especialmente son importantes la Navidad y las Pascuas y conocen muchas tradiciones. También hay feriados típicos checos, como la despedida del invierno el 30 de abril y la conmemoración de John Hus el 6 de julio.

La República Checa tiene algunos escritores y compositores reconocidos. Ejemplos de escritores son Franz Kafka y Vaclav Havel. Tres grandes compositores checos son Antonín Dvoák, Bedich Smetana y Leoš Janáek. Para concluir, la República Checa es conocida por sus SPA. Extendidos por todo el país hay más de cuarenta SPA famosos que basan sus tratamientos en fuentes minerales y termales. La gente considera que esas fuentes tienen efectos terapéuticos.

Situación política

La República Checa es una república con una democracia parlamentaria. El poder legislativo está en manos del parlamento. Este está formado por dos cámaras, a saber, el senado y la cámara de representantes. El senado tiene 81 miembros y la cámara de representantes tiene 200. Los miembros del senado son elegidos por un período de 6 años; los miembros de la cámara de representantes por 4. El primer ministro es el jefe de estado.

El presidente tiene el poder ejecutivo. Desde el 2003 Václav Klaus es el presidente del país. Ha sido elegido por 5 años por la mayoría de ambas cámaras. El presidente designa a los ministros, es presidente del Banco Central y tiene el poder de conceder un indulto.

La República Checa tiene un sistema multipartidista. Esto significa que varios partidos políticos pueden participar en las elecciones. De este modo el poder está dividido. El "Partido Comunista de Bohemia y Moravia" y el "Partido Socialdemócrata Checo" son importantes formaciones de izquierda. Dos importantes partidos de centro son la "Unión Cristiana y Democrática - Partido Popular Checoslovaco" y el "Partido Verde". Dos importantes partidos de la derecha son el "Partido Cívico y Democrático" y el "SNK Demócratas Europeos". En el 2006 el "Partido Cívico y Democrático" recibió la mayoría.

Todos los checos de 18 años o más tienen derecho al voto. Desde los 21 años los ciudadanos pueden ser elegidos para la cámara de representantes. La edad mínima para el senado es mayor: desde los 40 años.

Economía

El presidente de la República Checa apoya la economía de libre mercado. Desde 1991 la economía del país ha sido en gran parte privatizada. Para estimular la economía de mercado, los precios fueron liberalizados. A pesar de que esto al principio llevó a una inflación, luego los precios bajaron a un nivel aceptable. La economía checa puede denominarse estable y desarrollada.

Las inversiones extranjeras conforman un aspecto importante de la economía checa. La mayor parte de las inversiones (75%) son originarias de los países de la UE. Especialmente la industria de servicios financieros es un sector atractivo para las compañías inversoras extranjeras. Los inversores se benefician con el buen nivel educativo de la población trabajadora checa, que está formada por aproximadamente 15 millones de habitantes. Un gran porcentaje está trabajando en el sector industrial.

Sólo un pequeño porcentaje de la clase obrera trabaja en la agricultura. Muchas compañías de este sector están privatizadas. La producción se destina principalmente al consumo interno. La cosecha no es suficiente para todo el país; además de la producción propia, la República Checa importa algunos productos agrícolas, algunos de los cuales son remolacha azucarera, patatas, trigo y lúpulo.

La industria constituye un sector importante de la economía checa. La industria química es una rama industrial estratégica e importante. Especialmente la industria química pesada, que genera altas ganancias. Otras industrias importantes son la construcción de maquinaria, la metalúrgica y la producción de hierro y acero. Dos ejemplos de productos industriales de importación son los químicos pesados y las fibras sintéticas. Los productos de exportación son algunos agentes químicos, como detergentes.

La economía de libre mercado hizo crecer la industria de servicios. Se han establecido muchas empresas y el turismo también se ha incrementado. Además el sector bancario fue privatizado. Una gran parte pertenece a inversores extranjeros. El comercio también es muy importante para la economía checa. Los principales negocios tienen lugar con países de la UE y la CEFTA (Acuerdo Centroeuropeo de Libre Cambio). Un 30% de los productos de exportación son destinados a Alemania. Además, Eslovaquia y Rusia son importantes socios comerciales. Se exporta maquinaria, metales y electrónica. Se importan muchos productos químicos, máquinas y equipamiento de transporte.

La República Checa no trabaja con el euro. La moneda de curso legal es la corona. Una corona (Kc) son 100 helaru. Un euro equivale a aproximadamente 30 coronas.

Geografía y clima

La República Checa está situada en Europa Central y es un país relativamente pequeño. La superficie total del país es casi 79.000 kilómetros cuadrados. Al norte limita con Polonia, al este con Eslovaquia, al oeste con Alemania y al sur con Austria. El país no está cerca del mar. Las dos regiones más importantes son Bohemia (al oeste) y Moravia (al este).

La República Checa está formada por varias regiones con tierras bajas que están separadas por altas montañas. El paisaje se caracteriza por pequeños cerros, extensos bosques, pastizales y zonas húmedas. En el sudoeste a lo largo de la frontera, está el Bosque Bohemio. Esta es una cordillera baja de no menos de 200 kilómetros de largo. La cordillera recorre todo el camino de Alemania y Austria. Otras cadenas montañosas son las Montañas Erz, en el noroeste y las Montañas Sudete en el límite entre Alemania, Polonia y República Checa. La cordillera Sumava es la reserva natural más grande de Europa Central. El río Moldava nace en esta zona. En las Montañas de los Gigantes, al límite de la República Checa y Polonia, nace el río Elba. En esta zona también está el punto más alto de la República Checa, la montaña Snowhead (1601 metros).

La capital del país es Praga (en Bohemia Central). Es una hermosa ciudad con una rica cultura. Hay muchos edificios bonitos, castillos e iglesias, así como  museos y teatros. La periferia de la ciudad es la zona más densamente poblada de República Checa. En Praga hay más de un millón de checos. Después de Praga, Brno es la ciudad más grande del país. Esta ciudad en Moravia del Sur tiene casi 400.000 habitantes. La ciudad Cesky Krumlov es conocida por sus edificios históricos. Otras ciudades en la República Checa son Ostrava, Pilsen, Olomouc, Kutna Hora, Telc, Ceske Budejovice y Pardubice.

El clima en la República Checa es un clima centro europeo. En el este la influencia del continente es mayor, lo cual produce grandes diferencias entre las temperaturas de verano e invierno. La mayoría de las lluvias se producen en verano. Los valles de Bohemia es donde menos llueve. Las zonas montañosas a menudo están nevadas en invierno. En las zonas de tierras bajas de vez en cuando llueve y cae nieve. Julio es el mes más cálido del año con una temperatura promedio entre 18° y 21° C. Las temperaturas también pueden alcanzar más de 30°C. Enero es el mes más frío con una temperatura promedio bajo cero. Las temperaturas en Moravia generalmente son más altas que en Bohemia. Moravia también tiene menos lluvias. Praga es relativamente cálida y seca porque la ciudad está protegida en una cuenca de varios ríos.

Tráfico e infraestructura

A la República Checa se puede llegar de diferentes maneras. Varios trenes internacionales circulan desde y hacia Praga. También se puede viajar en tren por el país. La red ferroviaria está operada por eské dráhy (CD). Las vías de tren tienen un total de 9500 kilómetros. La mayor y más importante estación de trenes, Praha hlavní nádraží, está en Praga. Viajar en tren en la República Checa es muy barato.

También se puede llegar en autobús. Sin embargo, el viaje lleva mucho más tiempo que en avión. En la República Checa hay muchos autobuses. Especialmente en Praga hay muchos autobuses urbanos. Además de los autobuses la ciudad tiene metro y tranvía. También es posible viajar en tranvía en Brno, Pilsen, Liberec, Olomouc y Ostrava.

El Aeropuerto Ruzyne en Praga es el aeropuerto más grande de República Checa. Se pueden encontrar otros aeropuertos internacionales en Brno, Ostrava, Karlsbad y Pardubice. CSA Czech Airlines es la aerolínea nacional. El avión no es muy utilizado para viajar por la República Checa ya que es más barato viajar en tren, autobús o coche y las distancias son razonables.

La red de carreteras de República Checa es de aproximadamente 55.000 kilómetros, de los cuales 500 kilómetros son autopistas. De todas formas, la calidad de las carreteras es muy buena y las rutas regionales y locales generalmente son de buena calidad. La velocidad máxima en autopistas es 130 km/h y en las rutas principales 90 km/h. En las áreas urbanas la velocidad máxima es de 50 km/h.

Comida y bebida

La cocina checa ha sido influenciada por los países vecinos, Hungría, Austria y Alemania. Por lo tanto algunos platos checos y manjares como el goulash y apfelstrudel (strudel de manzana) pueden encontrarse en otros países. Para las comidas típicas checas utilizan principalmente grano, legumbres, patatas y carne. En los viejos tiempos uno mismo podía cultivar esos ingredientes. Hay unos pocos platos únicos checos como los dumplings, que están hechos de una mezcla de harina con levadura o de patatas hervidas o crudas. Generalmente se sirven como guarnición. Bramboráky son galletas de patatas horneadas y topinky es pan tostado. Comen muy poco pescado. Los checos también comen más carne que vegetales.

Lager (cerveza) es la bebida favorita de los checos. Ellos dicen que este tipo de cerveza viene de la ciudad de Pilsen. La cerveza (pivo) no se usa sólo para beber, sino también para preparar comidas. Los checos toman un promedio de 150 litros por año. Becherovka es un típico licor de hierbas que contiene un 38% de alcohol.

Hay muchos restaurantes en la Republica Checa que sirven tanto platos internacionales como tradicionales. Salir a cenar es relativamente barato. Los restaurantes están generalmente abiertos hasta las 11 p.m. La mayoría están cerrados los lunes. Es normal dejar propinas de entre 5% y 12%.

Alojamiento

La República Checa se ha convertido en un destino vacacional popular durante los últimos años. Está bien preparado para los millones de personas que visitan anualmente el país. La calidad de los hoteles varía mucho. Los hoteles más lujosos y caros están en Praga. En las afueras de la ciudad se pueden encontrar hoteles más sencillos y baratos. Se puede pasar la noche de un modo económico en alguno de los muchos hostales juveniles. También hay muchos campamentos, pero como en los hoteles, la calidad puede variar mucho. Algunos campamentos reciben principalmente huéspedes checos. La calidad es generalmente mejor, pero los precios son más altos. Por supuesto, también  es posible pasar la noche en casas de vacaciones o pensiones. Una típica casa de huéspedes checa es una excelente manera de experimentar la atmósfera cotidiana checa.

Zona horaria

La República Checa tiene la zona horaria GMT +1. Es el horario centro-europeo (CET). En marzo el reloj se adelanta una hora.

Enlaces externos

Para más información sobre la República Checa, se recomienda Google y los siguientes enlaces: